N 89 | El seguro de salud, un valor cada vez más seguro en nuestro país

El aumento de la esperanza de vida y el incremento de las enfermedades crónicas han propiciado que cada vez más españoles se hayan decidido por la contratación de seguros sanitarios que les facilitan ser atendidos llegado el caso. Las cifras no engañan, en el pasado ejercicio, los ramos donde mayor actividad se registró fueron Autos y Salud, donde se llevaron a cabo 6 de cada 10 promociones.

El seguro de salud es ya un producto consolidado en la sociedad española. De hecho con cifras del 2017 estaríamos hablando que cerca del 30% de la población cuenta con un seguro privado, contando a los aproximadamente dos millones de funcionarios públicos que optan por esta vía.

Uno de los principales motivos de la fortaleza que va adquiriendo el sector de la salud pública podría estar relacionado con la recuperación económica de la sociedad española, aunque no es el único ni el más destacado. De hecho, son las contrataciones a colectivos las que están impulsando el sector, llegando a las 500.000 altas en el pasado ejercicio, para un total de 11 millones de asegurados.

De hecho, los datos al respecto son significativos. Actualmente España se sitúa como el cuarto país en Europa con mayor número de contrataciones de seguros de salud privados. Según las últimas cifras del estudio de ICEA (Servicio de Estadísticas y Estudios del sector seguros en España) un 68,6% de las contrataciones son particulares, correspondiendo el 31,4% restante a contrataciones colectivas derivadas de empresas.

Cada vez son más las compañías que durante la época de recesión económica han optado por ofrecer este servicio a sus empleados, incluyendo pólizas de salud entre las mejoras laborales. Además de tratarse de una práctica muy apreciada por los empleados, se traduce en grandes ventajas fiscales para ambas partes.

Ante más demanda, mayor competencia

Ante este período de gran demanda, cada vez las empresas aseguradoras buscan ofrecer a sus clientes productos que mejoren su experiencia, fidelizando su apuesta por su compañía. Entre las fórmulas habituales se encuentran las que ofrecen las nuevas tecnologías, fundamentales para entender el proceso y generar una empresa que ofrezca un producto competitivo para el mercado español.

Uno de los grandes ejemplos para entender al cliente es la herramienta Wenalyze. Se trata de una plataforma de Big Data Analytics que permite a las compañías aseguradoras descubrir nuevas oportunidades de venta y reducir las ratios de fraude.

Wenalyze vincula fuentes de datos abiertos, redes sociales y las bases de datos de las aseguradoras para detectar los eventos y el estilo de vida de sus asegurados relacionados con coberturas aseguradoras. La aplicación de Big Data, Machine Learning y análisis semántico permite a las compañías aseguradoras detectar nuevas oportunidades de venta y reducir las ratios de fraude.

Clientes más jóvenes

Unido a la utilización de las nuevas tecnologías para el desarrollo y crecimiento de los productos de salud, está la reducción de la franja de edad a la hora de contratar un seguro. Cada vez, son más los asegurados que a una edad más temprana se interesan por adquirir un seguro, la franja de edad se encuentra entre los 35 – 54 años. Este público más dinámico tiene mayor acceso a las nuevas tecnologías para acceder a productos mediante comparadores u otro tipo de herramientas similares que puede encontrar en el mercado, lo que obliga a las marcas aseguradoras a adaptar el perfil para dirigirse a un nuevo público.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend