#N86 | Atención al cliente: la mediación responde

Los Colegios Profesionales de Mediadores de Seguros de la Comunidad Valenciana responden a los clientes de sus colegiados de manera efectiva gracias al servicio de atención al cliente que incluye la figura del Defensor del Asegurado

El servicio, ofrecido por Goméz-Tejedor Abogados facilita así una atención integral a las necesidades del Colegiado y también a los asegurados, en cuanto a la existencia de una vía de solución a las eventuales quejas o reclamaciones que puedan surgir como consecuencia de su actividad profesional, garantizando la cobertura de cualquier incidencia sin necesidad de acudir a medios externos para la resolución de conflictos.

Todo ello tiene una clara finalidad: facilitar y agilizar la labor de los colegiados, ofreciendo unas prestaciones complementarias que además no excluyen los demás medios legales previstos para la tramitación de reclamaciones nacidas en el seno de un Contrato de Mediación.

Una figura legal

La figura del Defensor del cliente se crea con la promulgación de la Orden ECO 734/2.004 de 11 de marzo, que regula esta figura, y desde ese mismo momento el Colegio de Mediadores ofrece a sus colegiados este servicio, habiendo confiado desde su inicio en José Vicente Gómez Tejedor para ocupar ese cargo.

La mayor parte de Mediadores de Seguros emplean el potencial de este servicio, adscribiéndose al mismo con la finalidad de ofrecer a sus clientes una figura objetiva e imparcial que pueda valorar la existencia de una adecuada gestión o un incumplimiento de los deberes propios del mediador con la emisión de los oportunos dictámenes. Puesto que entendemos que en la figura del Mediador es fundamental la relación de confianza que existe con sus clientes, este servicio no hace sino reforzar esta característica, ayudándoles a poder ofrecer una figura que ofrezca una opinión legal acorde con nuestro ordenamiento jurídico.

Según José Vicente Gómez Tejedor, socio-director de Goméz-Tejedor Abogados, “una adecuada atención al cliente no hace sino reforzar esta confianza y resulta fundamental para respaldar la figura del Mediador de Seguros como referente en la gestión de un sector tan sensible como el aseguramiento de los riesgos más importantes que puede sufrir una persona en su desarrollo vital”.

La tramitación, la queja más usual

Las quejas más habituales son las relativas a la inadecuada tramitación de siniestros, que se traducen en la no obtención de una solución satisfactoria por parte de la compañía al asegurado y la inadecuada gestión en el alta y baja de las distintas pólizas contratadas, lo que conlleva el pago de varias pólizas con idénticas coberturas en distintas compañías aseguradoras o bien el pago de una póliza cuya contratación ya no se deseaba. Sin embargo la baja siniestralidad que existe, así como de resoluciones que dictaminen negligencia por parte de los mediadores, evidencia un nivel de profesionalidad excelente.

Para Gómez Tejedor, “sin duda la existencia de un medio extrajudicial, con los caracteres de objetividad e imparcialidad, como lo es la figura del Defensor del Cliente, ofrece una alternativa para mediadores y asegurados para evitar posibles conflictos, sobre todo en vía judicial, y obtener una respuesta fundada en derecho acerca de las controversias que puedan surgir evitando así los gastos y molestias que suponen otras vías de resolución de conflictos mostrándose como un medio eficaz para zanjar las incidencias que surgen en el contexto de la mediación de seguros”.

Noticia anteriorPróxima noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend