N87 | La mediación española, con acento valenciano

Convocados por Mónica Herrera, presidenta del Colegio de Valencia, Jorge Benítez, vicepresidente del Colegio de Valencia y nuevo presidente de AEMES, Maciste Argente, presidente de FECOR, Álvaro Olmos, presidente de ACS-CV y Martín Julián Rojo, presidente de APROCOSE, repondieron a una serie de preguntas comunes en las que desgranaron sus objetivos, impresiones y opiniones sobre el estado de la profesión.

Así Álvaro Olmos señaló su “ilusión” por haber asumido la presidencia de ACS-CV, además de marcar como objetivos de su mandato “la defensa de los intereses del pequeño y mediano corredor, el aumento del volumen de asociados especialmente en la zona de Alicante y Castellón, la revalorización de la profesión en la sociedad o la creación de convenios de colaboración con los principales proveedores”, además de la potenciación de la relación con los Colegios de Alicante, Castellón y Valencia.

Por su parte, Jorge Benítez pretende “posicionar a AEMES como gran referente empresarial de la mediación en nuestro país y abrir la Patronal a todo el sector, actualizando nuestros estatutos y haciendo partícipes a instituciones y asociaciones”.

En parecidos términos se manifiesta Maciste Argente, que entiende que “presidir FECOR supone una enorme responsabilidad ya que en definitiva se trata de representar a una gran parte de los corredores de nuestro país”. Además, marca como prioritaria la “consolidación de FECOR como referencia sectorial que recoja las sensibilidades e intereses de los corredores sirviendo por tanto de correa de transmisión que haga llegar al lugar que en cada momento corresponda las inquietudes de nuestro colectivo”. Argente también señala la necesidad de “conseguir una mayor representatividad de FECOR para tener representación en todo el territorio nacional”, así como “intervenir aportando nuestro criterio en todas aquellas disposiciones legales que afectan a nuestra actividad (IDD, Ley Hipotecaria, LOPD, etc..) al objeto de velar por la defensa de nuestros intereses profesionales y de los consumidores de seguros”.

En el ámbito de la formación el nuevo presidente de FECOR quiere “consolidar un amplio programa de formación centrado tanto en aspectos profesionales como empresariales”, y redoblar la apuesta por “el desarrollo de la digitalización y utilización de las tecnologías en nuestros despachos” con la implantación de EIAC, además de la elaboración de los “cuadernos temáticos FECOR,que se configuran como documentos profesionales de referencia”. Y todo ello sin olvidar las actuaciones en defensa de los consumidores de seguros ante casos de “mala praxis” o en materia de RSC

Por su parte, Martín Julián Rojo señala como principal objetivo “devolver a APROCOSE todo lo que ha hecho por mí como Corredor Profesional de Seguros”.

Para Maciste Argente el mayor reto es “el de adaptarnos a un mercado totalmente cambiante a lo que hemos conocido hasta ahora y con un consumidor instalado en la inmediatez y en el precio”. Lógicamente, señala, “esto es mucho más fácil de decir que de hacer, pero creo firmemente que las tendencias las marcan los consumidores y que, o nos adaptamos a ellas, o tendremos serios problemas para conseguir ser su opción preferente”.

Asimismo, el presidente de FECOR añade que “otro reto importantísimo, y que no hemos sido capaces de alcanzar a lo largo de todos estos años, es conseguir que la sociedad entienda cual es nuestra actividad y nuestro cometido profesional. Si no nos hacemos visibles y no somos capaces de que se entienda la enorme importancia de nuestro cometido será difícil obtener la ansiada y necesaria preferencia del consumidor”.

Representación y formación, ejes de las asociaciones

En este caso la diferencia la marca AEMES por su carácter de asociación patronal y “voz de los empresarios de nuestro sector”, recuerda Benítez, que señala que “nos interesa mucho el desarrollo empresarial y profesional de nuestros asociados: nuestra constante es ofrecer asesoramiento y formación especializada”.
Álvaro Olmos, desde ACS-CV, anuncia que “estamos trabajando para darle un valor añadido al asociado, principalmente defendiendo la figura del corredor, realizamos jornadas de formación, talleres de trabajo, protocolos con aseguradoras, etc”.

Para Martín Rojo, la tarea asociativa debe ser “una labor profesional y altruista al servicio de los corredores de seguros en particular y del sector en general”.

Los retos del corredor

Otra de las preguntas formuladas por Mediadores de Seguros giró en torno a los retos de los mediadores y el papel de las asociaciones en su consecución exitosa. Benítez señala “los cambios normativos como la IDD, que necesitan de la unidad de todas las asociaciones. Es fundamental crear ese nexo en común en el que todos nos veamos representados y partícipes ante este nuevo reto y afrontarlo con una sola voz, sobre todo en cuestiones transversales que nos afectan a todos”.

Para Argente, “el mayor reto que tenemos ante nosotros es el de adaptarnos a un mercado totalmente cambiante a lo que hemos conocido hasta ahora y con un consumidor instalado en la inmediatez y en el precio”. Además, “otro reto importantísimo, y que no hemos sido capaces de alcanzar a lo largo de todos estos años, es conseguir que la sociedad entienda cual es nuestra actividad y nuestro cometido profesional. Si no nos hacemos visibles y no somos capaces de que se entienda la enorme importancia de nuestro cometido será difícil obtener la ansiada y necesaria preferencia del consumidor”

Estar a la última en los cambios que sufre el sector y “poder adaptarnos a los mismos, con el fin de seguir creando valor para el asegurado, que o deja de ser un consumidor más y en una materia intangible, que tiene su complejidad añadida” en la opinión que sobre este particular expresa Martín Julián Rojo, mientras que para Álvaro Olmos, “uno de los retos más grandes que tenemos son la banca y las líneas directas que trabajan de forma agresiva y utilizando métodos incluso abusivos”. El presidente de ACS-CV entiende que “es importante luchar contra la mala praxis de nuestro sector y que mejor forma de hacerlo que de la mano de ACS-CV”.

El papel de las asociaciones en relación con los Colegios

¡Es complementaria y necesaria! Así de rotunda es la opinión de Martín Julián Rojo, que entiende que “una profesión que se precie, debe estar amparada por un colegio profesional en la exigencia, defensa y actualización de sus colegiados”. Además, opina que “debería ser obligatoria la colegiación para ejercer nuestra profesión, como ocurre en otras; nos daría más prestigio profesional y encima el colegio estaría más fortalecido para arropar a los colegiados y crea más valor a los mismos”.

Para Álvaro Olmos “es importante trabajar de la mano de todos los actores que integran nuestro sector. Los Colegios nos ayudan entre otras cosas a estar al día de posibles cambios en la legislación y tengo la intención de establecer un convenio de colaboración con el fin de evitar duplicidades innecesarias de trabajo”.

Coincide Jorge Benítez con sus compañeros, subrayando que “en AEMES, como patronal, al igual que los colegios, somos transversales y defendemos los intereses generales del sector: los Colegios la parte profesional y nosotros la parte empresarial. Lo que debemos hacer es trabajar en común los temas que nos afecten a todos e intentar hacer de nexo entre todas las asociaciones para los temas en los que las posturas no sean las mismas”. La unanimidad se completa con las opiniones del nuevo presidente de FECOR, que recuerda que “institucionalmente la representatividad le corresponde a los Colegios y su Consejo y el resto de Organizaciones tenemos que unir nuestras fuerzas con los mismos como mejor forma de conseguir nuestros objetivos. “Desde FECOR mantenemos un continuo contacto y colaboración con el Consejo y nos sentimos muy orgullosos y cómodos con esta relación”, añade Argente.

Orígenes diversos, misma pasión

Los cuatro presidentes y colegiados en Valencia llegaron al sector en circunstancias diferentes, algo que no es obstáculo para que defiendan con pasión al sector. Así, Rojo entró a trabajar en una aseguradora en 1996, “por lo que la mediación de seguros no me viene de herencia familiar”. Tampoco Maciste Argente contaba con ninguna vinculación en el sector, ya que empezó en 1971, primero como empleado de compañía y posteriormente como corredor.

El presidente de ACS-CV es, por contra, segunda generación de mediadores: su padre abrió la correduría en 1958 y, “aunque ya son más de 20 años los que llevo en el sector asegurador, fue en el 1998 cuando me saque el título de corredor y comencé a desempeñar mi labor como gerente de la empresa”.
Similar es el caso de Jorge Benítez: “empecé en el año 1986, sin edad casi ni para trabajar. Nuestra familia ya estaba en el sector y lo que hice fue continuar la labor de mi padre al frente de la correduría”.

El Colegio, la casa común

En la familia de Álvaro Olmos la vinculación con el Colegio de Valencia se remonta a 1961: “fue mi padre el que decidió colegiarse y tiempo después yo continué con la tradición. El colegio, entre otras cosas, nos informa y mantiene al día ante posibles cambios que pueda sufrir nuestra profesión, nos ayuda a tener al día cualquier documentación burocrática que necesitamos en nuestras oficinas como es la LOPD, proporciona formación, etc”.

Jorge Benítez ratificó su pertenencia al Colegio hace 11 años “para trabajar de una forma activa en y por la profesión”. En el caso de Maciste Argente “me llevó a colegiarme mi firme convicción de que todo colectivo profesional debe de agruparse con el objeto de aportar y obtener respaldo en el desarrollo de nuestro cometido, estar colegiado supone en muchísimos momentos mitigar la “soledad” que a lo largo de nuestra carrera profesional se nos produce en un momento u otro”. Por su parte, Rojo tuvo como motivo principal “pertenecer a un círculo profesional, que me permita actualizarme y desarrollarme profesionalmente”, algo que concretó desde el inicio de su actividad profesional.

La pertenencia al Colegio también tiene una traslación en la actitud con la que se plantean las relaciones mutuas. Pata Jorge Benítez “desde la Patronal siempre estaremos abiertos a colaborar en todo lo que podamos, tanto con el Colegio de Valencia como con cualquier Colegio o Asociación del sector con el que podamos generar sinergias comunes”.

Para Álvaro Olmos “es importante la relación con el Colegio, ya que actualmente en nuestra asociación están colegiados más de 85%, y voy a intentar en la medida de lo posible que lleguemos al 100%”. Por su parte, Maciste Argente considera que “nuestro ámbito nacional seguramente nos coloca más en una colaboración con el Consejo pero desde luego estaré encantado de colaborar decididamente en todo aquello en lo que sea posible una colaboración con nuestro Colegio”.

“Desde APROCOSE”, apunta Rojo, “siempre hemos tenido buenas relaciones con el Colegio y nuestra intención es aunar y compartir recursos entre ambas instituciones, con el fin de poder llegar más en beneficio de nuestros profesionales y asegurados.

La potencia de la mediación valenciana

“Entiendo que se trata de una coincidencia en el tiempo, pero lo que sí refleja es la inquietud e interés que tenemos en nuestra provincia por todo lo relacionado con nuestra profesión”. Así se expresa Jorge Benítez preguntado por la coincidencia que ha llevado a hacer esta entrevista, a lo que Maciste Argente apostilla que “esta circunstancia no ha pasado desapercibida a nivel nacional y que muchísima gente ha reparado en ello y así me lo han manifestado diversas personas. Sin duda esto viene de alguna forma a poner en evidencia la enorme importancia del sector en nuestra provincia, así como el nivel profesional que entre todos hemos sabido alcanzar en nuestro colectivo”. además, añade que “como colegiado me siento especialmente orgulloso de que se haya dado esta circunstancia”.

En la misma línea argumental Olmos añade que “es síntoma que la profesión está unida para defender la labor del corredor, y para ello que mejor forma que de la mano de un colegio profesional”, a lo que Martín Julián Rojo sentencia que “pone de manifiesto el grado de profesionalidad, aceptación y reputación de los colegiados y por tanto del colegio, representando al colectivo en diversos ámbitos sectoriales”.

Cuatro presidentes valencianos y miembros del Colegio Profesional de Mediadores de Seguros de Valencia. Un hito al alcance de muy pocos colegios.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend