El 90% de los empleados de ASISA teletrabaja durante el confinamiento

ASISA ha puesto en marcha un plan de teletrabajo para hacer frente a la crisis provocada por la extensión del COVID-19 y el 90% de los empleados de la aseguradora trabaja desde sus casas desde hace dos semanas y lo seguirá haciendo mientras dure la emergencia.

Este despliegue del teletrabajo responde al compromiso de ASISA de proteger la salud y garantizar la seguridad de sus empleados y colaborar a la contención de la expansión del coronavirus. Para llevarlo a cabo, ASISA ha desplegado con rapidez y sin incidencias un paquete de herramientas tecnológicas que soportan el teletrabajo, lo que ha permitido a la plantilla de la aseguradora trabajar con eficacia desde el primer momento.

Para poner en marcha este plan, ASISA ha contado con la experiencia acumulada en un proyecto piloto de teletrabajo en el que durante varios meses han participado 30 empleados de ocho departamentos que trabajaban desde sus casas un 20% de su jornada semanal, lo que ha permitido a la compañía contar con información y herramientas tecnológicas para extender este modelo al resto de la plantilla. Este despliegue afecta a prácticamente todos los perfiles de ASISA, lo que permitirá en el futuro contar con datos reales y contrastados sobre la adecuación de esta forma de trabajo en función de las tareas de cada puesto y de los diferentes proyectos que lleva a cabo la aseguradora.

Igualmente, ASISA ha desarrollado e implantado en menos de dos semanas un programa de formación específica, tanto tecnológica como de habilidades, organización del trabajo, etc., que ha denominado #ASISAHome y que tiene como objetivo que todos los empleados cuenten con conocimientos y habilidades para desarrollar su labor a distancia con eficacia.

En los casos en los que no ha sido posible realizar la actividad a distancia, se han establecido turnos y una jornada reducida. Además, ASISA ha reorganizado su sistema productivo y desarrollado notablemente la polivalencia de sus empleados con tareas que, en muchos casos, no eran las que venían desarrollando hasta el momento. En todos los casos se han mantenido las condiciones laborales y económicas de los empleados.

Oficinas abiertas por ser el seguro un servicio esencial

Entre los empleados que no pueden teletrabajar se encuentran algunos que desarrollan su actividad en las delegaciones y oficinas atendiendo a los asegurados. Esto se debe a que el seguro ha sido considerado por el Gobierno de España una actividad esencial, por lo que ASISA mantiene abiertas sus delegaciones y oficinas comerciales con un horario reducido (9-13 horas) para atender urgencias que no puedan ser resueltas en sus canales de atención al asegurado.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend