Entrevista a Carlos Mirón Miñarro, director comercial de Unión Alcoyana

¿Cuál es el balance que realizan de la relación con las institución colegial valenciana?
La relación entre el Colegio y la Compañía es y ha sido muy buena, viendose reforzada durante el paso de los años. Nuestro canal prioritario de distribución continua siendo la Mediación y la labor del Colegio es muy importante.

¿Qué tipo de actividades, teniendo en cuenta las circunstancias sanitarias, desarrollarán en el marco de este acuerdo?
Es difícil predecir qué actividades podran realizarse, toda vez que estamos en un momento complicado de pronosticar la evolución de la pandemia y, sobre todo, el ritmo de la vacunación de la población.

Como ha sido habitual durante estos últimos años y además teniendo en cuenta el gran esfuerzo realizado por el Colegio en la renovación de sus instalaciones, nos gustaria poder continuar realizando encuentros con nuestros mediadores para reforzar acciones comerciales y formativas.

¿Cómo plantea Unión Alcoyana el corto y medio plazo en lo que respecta a su red de mediación?
Los mediadores ocupan una posición central en Unión Alcoyana. Son la cara visible de la compañía y, para nosotros, es fundamental que se sientan respaldados.

Nuestra forma de entender la relación con nuestros mediadores se basa, por tanto, en la escucha y en ser flexibles; a solucionar necesidades, de forma ágil y en un entorno colaborativo. A corto plazo estamos adaptando los cambios procedentes del proceso de digitalización que estamos desarrollando, facilitando nuevas herramientas de trabajo y optimizando la comunicación entre mediadores y clientes. Y, a medio plazo, seguimos trabajando para conseguir una mayor eficiencia y profesionalización de nuestra red, garantizando la continuidad del negocio actual y futuro.

¿Cómo han hecho frente a este reto?
De entrada nos ha marcado un antes y un después en nuestra forma de trabajar y de relacionarnos con nuestro entorno. En estos meses hemos dedicado muchos esfuerzos en estar con la mediación, apoyándoles en todo momento intentando estar con ellos más allá del ámbito profesional

Por ello, desde el principio de la pandemia todo ha pivotado sobre los principios de sensibilidad y flexibilidad. Sensibilidad y cercanía para poder escuchar y entender todo aquello que clientes, mediadores, proveedores…nos han ido diciendo y para poderles dar la mejor respuesta posible a cada uno de ellos, en función de sus circunstancias. Flexibilidad para dar respuesta rápida a los retos que nos han ido surgiendo con el tiempo. La evolución del modelo de trabajo desde presencial a teletrabajo en menos de dos semanas, cambios en los productos, anticipos a proveedores de servicios, cambios en normas de vencimientos, entre otras muchos cambios son muestras del dinamismo con el que hemos afrontado esta situación.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend