Gianluca Piscopo: “Esto es un maratón, hay que mantener la calma, cuantificar los esfuerzos y tomar decisiones en el corto plazo”

Esta mañana Inade, Instituto Atlántico del Seguro, en colaboración con Fundación Inade, celebró la quinta videoconferencia del grupo de trabajo “crisis COVID-19”, formado por distintas sociedades de corredurías de seguros y dos asociaciones de corredurías de seguros. En esta ocasión, se unieron a la reunión Gianluca Piscopo, CEO de Berkley España, José Antonio Herce, economista e Ignacio Borja, CEO de CHUBB Europa.

El primer invitado fue Gianluca Piscopo, que comenzó su intervención explicando que “la actividad de Berkley en España se ciñe a seguros de empresas ligados a profesionales” y que en ellas “el riesgo de pandemia está excluido”. Con respecto a las acciones encaminadas a lograr la fidelización de los tomadores de seguros que están poniendo en marcha muchas compañías, Piscopo aclaró que su empresa no ha puesto en marcha ninguna medida de carácter generalista, sino que están estudiando el caso a caso, “hemos reforzado el contacto con los corredores y nos hemos centrado en la RSC”.

Sobre el impacto que la crisis del COVID-19 tendrá para los distribuidores de seguros, Piscopo afirmó que “la necesidad de adquirir seguros va a existir siempre. Entendemos que nuestros corredores tienen unas carteras de clientes muy fidelizadas y no creemos que les afecte mucho”.
Adolfo Campos, director de Inade y moderador de la reunión, preguntó a Piscopo cómo cree que saldremos de esta situación, a lo que respondió haciendo una comparación con un maratón, “esto es un maratón, hay que mantener la calma, cuantificar los esfuerzos y tomar decisiones en el corto plazo. Tenemos que cuidar a la propia empresa y a nuestros partner”.

El segundo invitado de la mañana fue el economista José Antonio Herce, que hizo una valoración general de la situación “se trata de algo extraordinariamente grande y relevante, un acontecimiento mundial que nos va a obligar a cambiar de comportamiento y a aprender lecciones”.

Herce se centró en analizar el impacto económico de la crisis del COVID-19, “no es un shock de demanda porque la gente haya dejado de comprar, sino un shock de oferta, empezando por las cadenas logísticas productivas”. Como experto en materia socioeconómica afirmó que desde el gobierno se han tomado acuerdos correctos, pero que estos acuerdos chocan con los requisitos administrativos y el tiempo de espera entre que se toma el acuerdo y se aplica la medida es demasiado largo.

Con respecto al futuro escenario económico, este experto prevé “una U, una C invertida, una L… Los hogares no van a poder gastar lo que no están recibiendo estos meses y además están ahorrando ante lo que en un futuro podría volver a pasar”. Herce prevé una caída del 20% del PIB en el segundo trimestre y que el año 2020 se terminará con un 5% de caída. “Hacer previsión para 2021 es muy difícil, porque dependerá de lo que se alargue la segunda pata de la letra que representa la curva, la W no es descartable”.

Para finalizar, ensalzó el éxito del teletrabajo, pero hizo un apunte: “El teletrabajo está exponiendo una cara peligrosa: los que están al otro lado de la línea por no tener acceso a los dispositivos, a la conectividad o que desconocen el uso de las nuevas tecnologías: la brecha de desigualdad se está agrandando”.

El último invitado fue Ignacio Borja Noboa, CEO de CHUBB European Group, qué explicó que con respecto a la exclusión de pandemia en su compañía se está revisando “caso a caso, póliza a póliza, cliente a cliente”. Adolfo Campos le preguntó si cree que esta situación va a suponer un regreso al mercado blando, a lo que Ignacio Borja respondió explicando dos posibles escenarios: “el de seguros de personas, coche o hogar en el que puede haber un relajamiento y guerras de precios entre aseguradoras, y el mercado corporativo de la mediana y gran empresa, en el que va a pasar todo lo contrario”. El segundo escenario cree que responderá a una mayor presión sobre las aseguradoras para garantizar su rentabilidad y provisiones.

Con respecto a las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus, también hizo un planteamiento por escenarios. Aunque aseguró que le encantaría una V, los tres escenarios que él se plantea no son optimistas, “ya que entraremos en recesión sí o sí”. Según el CEO de CHUBB Europa, “en el mejor escenario comenzaría la recuperación en el cuarto trimestre de 2020 o primero de 2021, sería una U muy larga”. En el segundo escenario, “si se profundiza un poco más en la crisis viviríamos el riesgo de una gran depresión y ahí no veríamos recuperación hasta el segundo trimestre de 2021”. El tercer y peor escenario sería el de una depresión con inflación, “los países en desarrollo estarán hiperendeudados y la recuperación sería a más de un año una vez que se regrese a la normalidad”.

Por último, hizo un análisis de la implantación del teletrabajo y del riesgo de ciberpandemia. “Se está cometiendo un error, los asegurados están aplazando la contratación de los seguros ciber porque consideran que no es el mejor momento para contratar. Esto es erróneo, cuanto más vulnerable es la empresa, más seguros tiene que tener”. Según Ignacio Borja reflexionó “no hay dinero mejor gastado/invertido hoy que un seguro para no tener que preocuparse y poder centrarse en sacar adelante el negocio”.

La reunión del grupo de trabajo “Crisis COVID-19” finalizó fijando como fecha para una nueva videoconferencia el próximo jueves 16 de abril.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend