“Mi mayor satisfacción es que mi trabajo ha contribuido a la dignificación de la profesión”

IMG_3675Entrevista: Rafael Sempere, Administrativo Jubilado del Colegio de Mediadores de Seguros de Alicante

En este número queremos romper con la costumbre y traer hasta esta sección a una persona que, sin ser Mediador de Seguros, ha vivido el día a día de la profesión durante los últimos 40 años. Se trata de Rafael Sempere, hasta hace pocos meses administrativo en el Colegio de Alicante. Nació en el barrio de Garbinet de la capital alicantina en 1948, y ha sido testigo de momentos cruciales de la Mediación alicantina.

¿Qué le llevó a empezar a trabajar en el Colegio?
Hoy que se habla tanto de la crisis, hace 40 años, también existía, aunque de otro tipo. Había finalizado mi servicio militar obligatorio y una de las consecuencias, fue quedar sin trabajo y como hoy en día, buscando en la prensa, el Colegio estaba dando sus primeros pasos. Como necesitaba de personal, opte a la convocatoria, y el destino me dio esta oportunidad.

40 años en el Colegio… Las cosas habrán cambiado mucho.
En este periodo de tiempo se pasó del final de una dictadura a la transición y democracia, con todas sus influencias a la actividad de seguros, Agentes y Entidades, y por tanto al Colegio

¿Cómo era la profesión en aquellos momentos?
Los mediadores, a los que tuve la suerte de conocer, se les conocía como Agentes de Seguros, definición, que aun sigue utilizándose y que particularmente la considero más correcta. Estos profesionales, tenían una mayor consideración por parte de las compañías de seguros, eran personas a las que los propios Directores Generales, recibían en sus despachos, no como hoy, meros códigos en muchos casos; tenían incluso, los llamados Agentes Representantes, la facultad para nombrar a otros agentes y atender siniestros, ofreciendo un servicio a la sociedad de una forma más humana. En este aspecto, cuanto se ha retrocedido…

¿Cómo fue la transformación desde el anterior Colegio Sindical?
Un proceso ,en ocasiones, difícil. Si revisamos la historia de su evolución, veremos que su denominación ha sido cambiada varias veces, fruto de los legisladores y la política de cada momento. Incluso en uno de los cambios, se estuvo al borde de la desaparición como Corporación, según un anteproyecto que se redactó.

A pesar de desaparecer la obligación de estar colegiado, ¿los Mediadores siguieron vinculados al Colegio?
No se puede negar el hecho de que con tanta evolución, yo diría involución en muchos aspectos, muchos mediadores, que en realidad, me atrevería a decir no eran tales, solo habían accedido a esta actividad para ver que pólizas “pescaban” y otros solo lo eran por las campañas de expansión agresiva llevadas a cabo por muchas entidades. También existen aquellos que, llamándose profesionales, no lo son tanto. Estos son en un porcentaje significativo, los que han venido abandonando el Colegio. Salvo estas circunstancias, se constata que en los últimos años, se tiende a la estabilidad. Incluso muchos de los que se fueron, reconociendo su error, vuelven a incorporarse, como el acercamiento de las nuevas generaciones que aun sabiendo que no tienen obligación de hacerlo, acuden al conocer los beneficios profesionales que conlleva el pertenecer al Colegio.

En la actualidad, ¿ve mayor o menor compromiso con el Colegio que antes?
Desde mi privilegiado puesto he visto como todos los representantes del Colegio siempre se han involucrado con todas sus energías en favor de los mediadores. Hay un rasgo ahora diferenciador: los cambios legislativos ya no son tan agresivos como en años anteriores y está permitiendo a la actual Junta de Gobierno dirigida por su Presidente, acometer nuevas iniciativas que comienzan a dar sus frutos.

Ha visto pasar a muchos presidentes durante su trayectoria, empezando por el recordado D. José Cartagena hasta llegar a D. Eusebio Climent. ¿Qué destacaría de cada uno de ellos?
Como acabo de señalar, todos han dado lo mejor de ellos, pusieron su empeño y tiempo para favorecer al Agente/Mediador. Uno a uno, diría que:
De D. José Cartagena, al que no conocí como tal Presidente, pero si como excelente persona, destaco una de sus frases, hoy aún vigente, “Hay que dedicar el 10% del tiempo que uno tiene al Colegio y lo que ello representa”. Fue el precursor junto a otros agentes de lo que hoy tenemos.
D. Pedro López, este fue mi primer Presidente y quien me inculco una forma de entender qué es ser agente de seguros y como habría que afrontar cada uno de los retos en los que en ese periodo se fueron sucediendo, impulsó el inicio de los cursos de formación del agente y fundó la Revista “Agente” pionera entre los Colegios. Ha sido un luchador nato sin miedo a enfrentarse a los inconvenientes.
D. Juan Fco. Escario. De su mano vino la actual sede colegial. Su mandato coincidió con uno de los primeros cambios en la institución, acudiendo masivamente desde Alicante a Madrid para en manifestación, hacer patente lo negativo de los cambios que venían. Interviene en la creación del Consejo autonómico, y desarrolló una aproximación a las entidades de seguros y la organización de actividades para el acercamiento y convivencia de los colegiados y simpatizantes. Un gran coach.
D. Jaime Canto, tuvo un difícil papel, cual “Titán”, soportando en equilibrio el embate que la institución estaba recibiendo por los cambios en esta etapa de desregulación. Supo como buen timonel en esta transición llevar a buen puerto el Colegio. Para mí, un “paladín”
La trayectoria de D. Antonio F. Valls se vio influida por la presión de la banca y así se enfrentó a ella, con resultados que ahí quedaron. Se caracterizó por sus esfuerzos en llevar al convencimiento de todos sus compañeros, que se tenia que diseñar un “lobby” que sirviera para dar a conocer a la profesión y Colegio en la sociedad civil. Por su forma de hacer, lo considero un “caballero del seguro”
Con D. José Ruiz, se apuntan cambios como el de tener una de las primeras páginas web de los Colegios de España, con resultados óptimos. Incrementa una octava los esfuerzos para que se nos tenga en cuenta, inicia la firma de protocolos de colaboración con las entidades de seguros y se realizan sendos seminarios de gran éxito, para informar de los cambios en las Leyes y directivas, que nos afectan. Destaco su proximidad y humanidad.
Finalmente, en tiempo presente D. Eusebio Climent, Presidente más joven de toda la nación, una característica que le está marcando. Es un revulsivo tanto para el Colegio de Alicante como en el Consejo General, del que forma parte, empujando en forma positiva, en todos los estamentos con nuevas ideas y proyectos para obtener el reconocimiento de la sociedad. Manifestar en una frase una idea que se encuentra en su pleno desarrollo, es difícil. Diré que se caracteriza su ímpetu y anhelo en la realización de sus objetivos.

También ha conocido tres sedes diferentes ¿Cómo se lleva coordinar una mudanza de tales dimensiones?
Salvo la primera ocasión, en que un ¿buen día..? coincidiendo con el cambio político, al acudir a mi responsabilidad de trabajo, en el edificio de la extinta organización sindical, encontré todo nuestro mobiliario en el pasillo y la orden de que teníamos que abandonar el edificio, y a la urgencia del Presidente en ese momento D. Pedro López de adquirir una sede.

Las anécdotas también habrán sido numerosas. ¿Nos puede relatar alguna?
Una de ellas, fue lo comentado antes, pero la que recuerdo de forma especial, como desde el Colegio se ha venido dando formación toda su existencia pues en una de las clases, escuchando la radio y en directo, se produjo el tantas veces recordado, asalto al Congreso por Tejero, ello motivó que tuve que desalojar el aula, con el consiguiente sobresalto, ante el inminente peligro del toque de queda en nuestra Comunidad Valenciana, pues la mayoría de alumnos eran de la provincia.

¿Cuál ha sido el recuerdo más grato de estos 40 años de dedicación?
El contacto humano con los colegiados que acudían a la sede del colegio o telefónicamente me trasladaban, primero sus problemas a los que casi siempre colaboraba a resolver y luego cuando en confianza me trasladaban sus opiniones e inquietudes profesionales y en ocasiones hasta sus dudas antes de adoptar una postura.
Siempre me quedará la amistad y afecto de tantas personas a las que considero amigos, es una satisfacción que paseando por cualquier calle de mi ciudad o por localidades de la provincia, una voz me llame por mi nombre y recibir su saludo.

En conjunto, ¿con qué se queda de toda su trayectoria?
La satisfacción de haber puesto mi trabajo y conocimientos al servicio de todo lo que representa el Colegio y haber contribuido a su dignificación.

¿Algo mas que decir?
Por supuesto, un libro contiene muchas páginas. Lo comentado tan solo es como su índice.

Noticia anteriorPróxima noticia

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend