N104 | Editorial: por un año 2021 mejor, con salud y más feliz

Por Mónica Herrera, presidenta del Consejo de Colegios Profesionales de Mediadores de Seguros de la Comunidad Valenciana

Creo que no soy la única persona que está contando los días que le faltan a este infausto 2020, que tantos sinsabores ha producido en la sociedad a la que nos debemos, tanto en el ámbito económico como en el sanitario. Si echamos la vista atrás y nos situamos en diciembre de 2019 recordaremos las altas expectativas que teníamos para este año que consume sus últimos días, tanto a nivel sectorial como colegial. Recuerdo especialmente la celebración del Foro Internacional del Seguro de Forinvest, con una asistencia récord y un éxito más que evidente, pero con la sombra de la pandemia ya instalada como una posibilidad que, finalmente, se desencadenó con toda su crudeza.

Pero hemos aprendido de todo lo vivido. Por ejempo, a cuidar -todavía más- a nuestros clientes, independientemente del método de contacto. Hemos superado con nota el confinamiento y sus consecuencias, adaptándonos a las herramientas tecnológicas necesarias para seguir con nuestra labor y acelerando un proceso que, por otra parte, era inevitable abordar.

Ahora, en diciembre de 2020, se vislumbra la esperanza de la vacuna y, con ella, la de la vuelta a una normalidad lo más parecida posible a la que disfrutábamos en marzo. Mientras llega y produce su efecto, hay que seguir desarrollando nuestro trabajo, como así lo hemos hecho durante estas últimas semanas.

Tal como informamos en el interior de este número 104 de Mediadores de Seguros los tres colegios de la Comunidad Valenciana hemos aprovechado para llevar a cabo nuestras actividades pendientes, ya sea cumpliendo con el calendario previsto, como la excelentemente organizada Semana Mundial de Alicante; con el reconocimiento al esfuerzo de los alumnos del Colegio de Castellón, y con la celebración vía telemática de la patrona del seguro en el Colegio de Valencia.

En los tres casos se trata de ejemplos muy claros de la forma que tenemos los mediadores de seguros de adaptarnos a la circunstancias, de hacer posible, pese a las adversidades, todo a lo que estábamos acostumbrados. En este sentido debo decir que para mí la celebración de la patrona en Valencia ha sido inolvidable por muchas razones. Por las circunstancias, por la emoción de premiar a amigos como Fernando Nocedal, por recordar al añorado Juan Martí o, como ya es sabido, por ser el último acto colegial de esa índole en el que participo. En estos días tanto Eusebio Climent como yo cedemos el testigo a Florentino Pastor y Jorge Benítez, respectivamente. En estas mismas páginas encontrarán tanto la despedida a las personas que dejan cada una de las juntas como aquellas que se incorporan a los nuevos equipos de Florentino, Antonio y Jorge.

Por mi parte, tan solo decirles que ha sido un honor ser la presidenta del Colegio de Valencia y del Consejo autonómico, así como haber formado parte de la junta de gobierno del Colegio con Ignacio Soriano. Tal como dije en el anterior editorial, y reitero en este texto, que es el último desde el que me dirija a todo el colectivo, gracias a todos por haberme permitido trabajar para toda la mediación desde estas responsabilidades.

Tan solo me queda desearles que pasen una feliz Navidad con sus familiares y amistades, siempre con las precauciones pertinentes, y que el nuevo año 2021 nos traiga, en primer lugar, mucha salud, mucha felicidad y mucho trabajo para nuestros negocios. Que sea, en definitiva, un año mejor para todos.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend