N104 | “La propuesta de valor de la mediación tiene, ahora más que nunca, vigencia”

El año que ahora finaliza ha supuesto un reto para todo el sector asegurador, superado con nota. Y en este ámbito Unión Alcoyana ha tenido sus prioridades claras: red de mediación y productos innovadores son dos de los ejes que caracterizan su acción, y sobre los que hablamos con Vicente Rico, director de operaciones de la entidad.

La primera pregunta es obligada: ¿cómo ha afrontado Unión Alcoyana los efectos derivados de la crisis de la covid-19?
Desde el principio de la pandemia todo ha pivotado sobre los principios de sensibilidad y flexibilidad.

Sensibilidad y la cercanía para poder escuchar y entender todo aquello que clientes, mediadores, proveedores…nos han ido diciendo y para poderles dar la mejor respuesta posible a cada uno de ellos en función de sus circunstancias.

Flexibilidad para dar respuesta rápida a los retos que nos han ido surgiendo con el tiempo. La evolución del modelo de trabajo desde presencial a teletrabajo en menos de dos semanas, cambios en los productos, anticipos a proveedores de servicios, cambios en normas de vencimientos, entre otras muchos cambios son muestras del dinamismo con el que hemos afrontado esta situación.

Como miembro de Unión Alcoyana debo decir que estoy muy orgulloso del modo en que como entidad hemos reaccionado frente a esta crisis.

En esta estrategia, ¿qué papel han tenido los mediadores de la red de Unión Alcoyana?
Desde el principio tuvimos claro que uno de los principios irrenunciables era que de ésta salíamos juntos. Los mediadores ocupan una posición central en Unión Alcoyana. Son la cara visible de la compañía y, para nosotros era y es fundamental que se sintieran respaldados allá donde estuvieran.

En estos meses hemos dedicado muchos esfuerzos en estar con la mediación, apoyándoles en todo momento intentando estar con ellos más allá del ámbito profesional. Como ejemplo sólo he de decir que nuestro consejero delegado ha organizado varias charlas abiertas a lo largo del año para nuestra mediación donde se explicaba nuestra visión y se respondía personalmente a las dudas que surgieran.

¿Han detectado algún cambio en el comportamiento de los clientes de la entidad en cuanto a la contratación de los diferentes productos?
A nivel social creo que está siendo el año más extraño de todos los que he vivido. En mi opinión se están acentuando algunos comportamientos y no todos en el sentido que muchos esperaban. Por una parte, sí es cierto que se ha incrementado el número de búsquedas de información a través de redes sociales, pero por otra, este aspecto creo que va muy vinculado a la necesidad de cercanía que tenemos las personas, los canales mediados (tanto agentes como corredores) no sólo no han visto reducida su actividad sino que la han ampliado en un entorno sumamente difícil. La propuesta de valor de la mediación tiene, ahora más que nunca, vigencia.

Desde el punto de vista de la responsabilidad social, ¿qué acciones ha llevado a cabo la entidad en relación a las consecuencias sociales de la pandemia?
Desde el principio la compañía tuvo claro que esta era una situación muy difícil, de larga duración y con un impacto directo sobre las personas tanto a nivel psicológico como económico. Unión Alcoyana ha colaborado activamente con la sociedad y con distintas entidades y colectivos para poner nuestro grano de arena donde pudiera ser necesario. En abril, durante lo más duro del confinamiento, organizamos una carrera virtual en beneficio de la Cruz Roja con la colaboración de infinidad de clubes deportivos y asociaciones con más de un millar de inscritos. Hemos colaborado también con el colectivo de artistas en una iniciativa mixta entre artistas y comerciantes locales para intentar reactivar ambas actividades.

A día de hoy estamos colaborando activamente en la organización de otra carrera virtual solidaria a beneficio de Cruz Roja conjuntamente con el Club de Atletismo de Alcoy e infinidad de patrocinadores que altruistamente colaboran para intentar ayudar a las personas más vulnerables en esta situación.

Dejemos la covid-19 de un lado y hablemos de la adaptación de Unión Alcoyana al mercado. Asistimos a un gran auge en el uso de vehículos de movilidad personal, con la consiguiente necesidad de aseguramiento. ¿Cómo responde Unión Alcoyana?
Esta es una de esas tendencias ya existentes que se está afianzando socialmente a día de hoy. En Unión Alcoyana lanzamos la línea de movilidad personal dentro de la línea de deportistas ya en 2014. Durante este 2020 hemos mejorado todos los productos de la línea de movilidad personal tanto en el uso de la bicicleta para la práctica deportiva o el uso personal como en el lanzamiento de Unión Patinetes con el que intentamos dar respuesta a la creciente demanda de este tipo de productos.

En cuanto a la digitalización, el mercado también exige cuestiones como poder pagar con las nuevas plataformas disponibles, caso de Bizum, algo que Unión Alcoyana ha entendido. ¿Cómo se produce esta implementación? ¿Qué aceptación está teniendo?
A día de hoy la sociedad se encuentra en un interesantísimo momento de cambio de usos y costumbres desde analógico a digital, si bien, en Unión Alcoyana somos de la opinión de que el modelo que más responde a la realidad es el híbrido por el cual no todos somos analógicos ni digitales el 100% del tiempo. Vinculados a estos cambios están obviamente los medios de pago. Bizum es uno más y es nuestra obligación responder a esa demanda. Los niveles de aceptación son crecientes conforme va creciendo su uso en la sociedad.

Han avanzado en la implantación de la firma digital. ¿Se trata de una consecuencia de la pandemia o ya estaban trabajando en este campo?
La transformación digital forma parte de los planes estratégicos de Unión Alcoyana desde antes de 2010. En ese sentido, llevamos muchos años trabajando en la simplificación y digitalización de procesos como herramienta de ayuda a la mediación. La firma digital, que se implantó a finales del 2018 era y es un paso más en este camino. Como botón de muestra más de 20.000 pólizas ya han sido firmadas de este modo.

Hablemos de otros productos y, en concreto, del ramo de Hogar y Comunidades al que está dedicado este número. ¿Han diagnosticado cómo afecta a estos productos un cambio tan importante como el de la implantación del teletrabajo y, en consecuencia, la unificación de los espacios de vida y de trabajo?
Es un cambio significativo que estamos analizando en detalle ya que aún no se están vislumbrando todas las derivadas que provocará. A priori, el seguro se verá afectado por una doble vertiente, nuevos usos en el hogar y por tanto nuevas (o ampliación de las existentes) garantías así como un cambio en la siniestralidad (en su incidencia y tipología) por incremento del tiempo presencial en el hogar.

Por otra parte, ¿han introducido alguna novedad en lo que respecta a las coberturas de este ramo?
Los seguros multirriesgos a través del tiempo han ido incorporando una gran cantidad de garantías que han provocado que tengamos en el mercado unos productos sumamente completos. Durante esta pandemia algunos productos no siempre bien valorados en el pasado están satisfaciendo unas necesidades que, aunque ya existentes, se están manifestando de manera más fuerte en la actualidad. Ejemplos de ello podrían ser la Orientación médico farmacéutica o Asistencia informática entre otras.

Si bien es cierto que aunque la estructura actual de productos ha resistido bastante bien el impacto inicial estamos analizando cómo los nuevos modos de vida van a generar nuevas necesidades de aseguramiento. En ese sentido, debemos adaptarnos a la nueva realidad de uso intensivo de tecnología en el hogar y plantearnos productos como un ciber para hogares, por ejemplo.

Como consecuencia de la implantación del teletrabajo, ¿han detectado un aumento en la contratación de su seguro ciber? ¿Qué coberturas comprende este producto?
El seguro ciber es una muestra más de la intención de la compañía de trabajar tanto en las necesidades actuales como futuras. Unión Alcoyana lanzó el producto de ciberriesgos durante el primer trimestre de 2019 convencidos de la importancia que todos los temas de ciberseguridad iban a tener en un futuro cada vez más conectado. Tras unos inicios dubitativos, esta pandemia ha puesto el foco en la necesidad de asegurar por parte de empresas y particulares la seguridad de sus sistemas. En ese sentido Unión Alcoyana está notando un incremento, débil aún pero constante, en sus ventas. Ahora bien, es necesaria aún mucha didáctica a los clientes, pero es una tendencia creciente y una posible fuente de crecimiento para la mediación, especialmente si nos lo planteamos como respuesta a las posibles necesidades en ámbitos distintos al empresarial.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend