#N84 | La mediación valenciana expresa sus dudas ante el anteproyecto de ley de distribución de seguros


Los representantes de los mediadores de seguros de la Comunidad Valenciana se dieron cita el pasado 28 de junio convocados por la Asociación Profesional de Corredores de Seguros (Aprocose) para debatir en torno al proyecto de Ley de Distribución de Seguros.

El evento comenzó con una ponencia pronunciada por Virginia Martínez, abogada de Hogan Lovells International, sobre la situación actual de la transposición de la IDD, con una exhaustiva explicación de su articulado. Tras esta introducción se incorporó Tomás Rivera, presidente de FECOR, para moderar una mesa en la que estuvieron presentes los máximos representantes y organizaciones de la mediación profesional de la Comunidad Valenciana: Jesús Valero, responsable de Unidad de Mediación de GVA; Eusebio Climent, presidente del Colegio Profesional de Mediadores de Seguros de Alicante; Antonio Fabregat, presidente del Colegio Profesional de Mediadores de Seguros de Castellón y del Consejo autonómico; Mónica Herrera, presidenta del Colegio Profesional de Mediadores de Seguros de Valencia; Maciste Argente, presidente de Aprocose y Florentino Pastor, presidente de ACS-CV.

El más contundente en la valoración de este proyecto de ley fue Jesús Valero, quien afirmó que “es una ley mala, porque lo único que hace es copiar la ley 26/2006 y, de manera literal, la IDD”. En su opinión el texto legal de 2006 “fue bueno, por lo que se podía haber modificado de manera diferente, sin copiar literalmente la directiva”. También mostró su disgusto por la consideración de los reguladores de las comunidades autónomas como supervisores “de segunda clase”, algo que “es un error que esperamos que se corrija”

Eusebio Climent señaló su preocupación por “las cuentas separadas, porque es un concepto que no está bien definido en la ley”, manifestando también que “se debería eliminar la obligatoriedad del seguro de caución”.

Para Florentino Pastor, que aprovechó para felicitar a Maciste Argente por haber recibido el premio l’Estimat del Colegio de Valencia, reconoció la necesidad de dar una información adecuada a los consumidores, aunque lamentó que los mediadores “muchas veces somos los llaneros solitarios” en este aspecto.

Dentro de los aspectos relativos a los agentes Antonio Fabregat lamentó la “excesiva tutela de las entidades aseguradoras, cosa que no pasa en otros países”, y sentenció que “el gran perjudicado por la transposición es el agente exclusivo”.

Mónica Herrera subrayó que “esta ley beneficia a los de siempre, y nos perjudica por su aumento de obligaciones, la mayor complejidad del texto, etc, por lo que podemos concluir que los mediadores no ganamos absolutamente nada con esta ley”. Herrera también opinó sobre la figura del mediador complementario, que no estaba presente en la primera versión, “que no está bien definido en el borrador”.

Maciste Argente lamentó que la nueva Ley de Distribución no recoja las peticiones hechas por los profesionales de la mediación, aunque destacó “la capacidad de adaptación de los profesionales de la mediación y su capacidad de aportar valor al asegurado”.
Por su parte Tomás Rivera señaló que “hemos detectado sombras de duda sobre la ley”, que concretó en cuestiones relativas a la presencia de todos los actores del sector en el articulado y en la protección al consumidor.

Noticia anteriorPróxima noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend