N96 | Curso Superior de Seguros: la puerta de entrada al sector

El verano es el momento adecuado para preparar las ediciones del Curso Superior de Seguros en los colegios de Alicante, Castellón y Valencia. Cada año, cientos de alumnos de toda España obtienen una llave que supone la puerta de entrada a la mediación profesional de seguros.

La mediación profesional de seguros es un sector que se ha caracterizado por ofrecer una salida laboral estable y de calidad aún en los momentos más comprometidos para la economía. Por este motivo Mediadores de Seguros ha querido conocer la opinión de tres personas directamente implicadas en el Curso Superior de Seguros desde diferentes puntos de vista. Así, hemos recabado la opinión de Anna Babadzhan, alumna del Curso Superior de Seguros de Alicante en la promoción 2017-2018; de Carlos Soria, director del Curso Superior de Seguros impartido en el Colegio de Castellón e integrante del claustro de Valencia, y de Alejandro Ferrer, docente del Curso en Valencia, quien subraya que la formación que reciben los alumnos “es muy completa, de calidad y actualizada a toda la vorágine legislativa que no es poca en nuestra profesión”.

Carlos Soria lo tiene claro: “podemos hablar de diversos motivos o razones para que los candidatos al Curso Superior se matriculen en el que impartimos a través de los Colegios Profesionales de Mediadores de Seguros”. El primero de los que detalla es que los Colegios “no venden títulos, ya que en nuestras aulas se imparten enseñanzas y se transmiten experiencias y valores personales y profesionales, indispensables en esta sociedad desnaturalizada que nos ha tocado vivir”.

Otro motivo, y no menos importante, es el acercamiento del alumno a la institución colegial, que se materializa en que desde la incorporación al Curso Superior el alumno adquiere los mismos derechos que un colegiado en relación con los eventos que organiza.

Desde el punto de vista del alumnado Anna Babadzhan comenta que trabajaba anteriormente en el sector inmobiliario, en una empresa familiar, cuando decidieron diversificar sus actividades y explorar la actividad aseguradora, aún sin ningún antecedente familiar. Babadzhan se matriculó en el curso “porque quería cambiar de profesión, y el mundo de los seguros me parecía una vía interesante. He decidido empezar estudiándolo, ya que no tenía ningún conocimiento de la materia”.

Un Curso muy completo
Desde el comienzo histórico de la impartición del Curso Superior, el Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros como promotor legitimado para ello, puso énfasis permanente en el hecho de que se dieran las clases en los distintos centros con calidad, rigor y transparencia, tal como recuerda Carlos Soria.

En su opinión “se ha creado un nivel formativo muy notable, que está siendo modelo en el mercado privado de la enseñanza. Además, se han establecido los controles oportunos en relación con las asistencias de los alumnos, su aprovechamiento a través de los exámenes y con la docencia mediante el control de la valoración del profesorado”.

Sobre la impartición del curso Babadzhan valora “que tenga su parte presencial, para asegurarme de que no me voy a desesperar si no entiendo algo, y su parte online, para poder organizar mejor mi tiempo”, con lo que el curso se adapta a las necesidades del alumno perfectamente.

En este sentido, el temario del curso se ha ido adaptando a la evolución del sector. Carlos Soria lo sabe en primera persona, ya que participó en la nueva redacción, en el año 2015, cuando el Consejo General a través de su centro de formación CECAS, planteó una nueva redacción del temario que comprende el “Manual del Curso Superior de Seguros”. Soria apunta que “este trabajo arduo y prolijo en el que tuve el honor y el placer de intervenir junto a otros profesores de mi grupo, se cumplió con creces y el resultado ha sido una actualización de los contenidos formativos notabilísima junto a una modernización del formato y la maquetación, que hiciera más fácil la lectura comprensiva para el alumno.

Por su parte Alejandro Ferrer señala que “el alumno sale preparado con una buena base teórica que le dará seguridad y profesionalidad y que tendrá que ir complementando en el día a día con la ardua tarea comercial y de exigencia que el mercado asegurador tiene hoy en día, porque nuestro sector evoluciona a una velocidad de vértigo y continuamente salen nuevos productos para nuevos riesgos emergentes y nuevas legislaciones que hacen ampliar y modificar coberturas aseguradoras”.

Importantes salidas laborales
El Curso es la puerta de entrada a un camino en el que la formación es parte imprescindible de la rutina diaria, por lo que es lógico que el alumnado sienta cierta inseguridad. No obstante, tal como apunta Anna Babadzhan, “empecé a hacer entrevistas de trabajo, y me di cuenta de dos cosas: la primera es que las compañías se mostraban muy interesadas al ver el Curso Superior de Seguros en mi currículum, porque eso significaba que no era un trabajo temporal para mí, y la segunda es que sabía las respuestas a las preguntas de examen que me hacían”. Algo que puede parecer extraño pero que, tal como nos cuenta Babadzhan “creo que lo hacían con la intención de hacerme entender que esta educación sin experiencia práctica no servía para mucho… ¡pero no conocían a mis profesores!”, en referencia a la excelente preparación que recibió en el curso.

Para Carlos Soria “el alumno que se forma a través del Curso Superior del CECAS, adquiere sin ninguna duda los conocimientos necesarios para poder ejercer la profesión, tanto desde el punto de vista legal como personal”. De hecho aunque la mayoría de los alumnos provienen del sector asegurador, apunta Soria, es cierto que “todos los años nos encontramos con lo que coloquialmente llamamos “alumnos profanos”, es decir personas que nunca han tenido contacto con el sector pero que se interesan en él por motivos laborales, y es algo muy curioso el hecho de que realizan el aprendizaje con una mente más abierta y no contaminada por las malas rutinas habituales”.

Una demostración de esa buena preparación es que Anna actualmente ejerce como agente exclusivo: “muchas aseguradoras ofrecen unos planes de carrera bastante atractivos, son una maravilla cuando estás empezando. Además de las comisiones, te aseguran una subvención cumpliendo los objetivos (razonables), y te premian con bonos, incentivos, etc. Elegí una compañía generalista para poder tocar la mayoría de los ramos de seguros, y poner en práctica todo lo que he estudiado”, argumenta Babadzhan, para quien el mayor punto de interés en el curso ha sido la teoría del seguro: “tanto la formación de las compañías, como los artículos y noticias que leo, los casos prácticos que veo en mi trabajo tienen que ver con conceptos y temas concretos y no tendrían ningún sentido de por sí. Conociendo la historia y la evolución del seguro, los conocimientos se estructuran en la cabeza, y es mucho más fácil entenderlo, y explicarlo al cliente, que lo valora positivamente”.

Una formación imprescindible
¿Por qué una persona que quiera trabajar como mediador de seguros debe cursar el Curso Superior de Seguros en un Colegio Profesional? Es la pregunta que hemos formulado a nuestros tres entrevistados para cerrar este artículo. Para Anna “creo que es totalmente imprescindible para poder ser un profesional del sector, y no un mero vendedor. Hablamos de seguridad, de cosas fundamentales: las vidas humanas, la salud, los grandes patrimonios… Me da demasiado respeto como para equivocarme. O para no poder corregir el error”.

Según Ferrer la formación que brindan los diferentes Colegios Profesionales “es mucho más completa y actualizada al mercado asegurador por la interacción continua que existe con las problemáticas aseguradoras coordinada con las distintas comisiones, así como por la cercana relación que existe con las compañías aseguradoras, todo ello complementado con foros, conferencias y cursos específicos”.

Anna abunda en esta cuestión, y considera que “aún habiendo cursado el Curso, creo que es importante seguir formándose constantemente como en otras profesiones, porque las leyes y normativas cambian, los productos evolucionan, las tecnologías avanzan”. En este sentido avanza que “tengo claro que voy a hacer el curso +Salud +Vida en Alicante”.

Otro aspecto que enfatiza Ferrer como docente del curso en Valencia es el nivel creciente del alumnado: “la verdad es que todos los años hago el mismo comentario, las promociones sucesivas van mejorando año a año en nivel académico, interés por el curso, y exigencia y dedicación, lo que hace que nuestro nivel de docencia también sea más comprometido y elevado”.

Por otra pare, como máximo responsable del Curso Superior de Seguros en Castellón Carlos Soria considera que “la enseñanza es algo que me ha llenado de satisfacciones, y también por qué no decirlo, de pequeñas amarguras que afortunadamente siempre han quedado minimizadas por aquellas”.

Para Soria “ha sido y es muy gratificante el ver cómo acaban y pasan las distintas promociones, cada una de ellas con su idiosincrasia particular, pero lo es también el comprobar que el vínculo de amistad que se forja en el aula durante un año lectivo, es duradero en el tiempo no muere y vuelve a aparecer en los encuentros que se dan pasados muchos años”. Unas impresiones que pueden corroborar los cientos de alumnos que han pasado durante todos estos años por el Curso Superior de Seguros y que son su mejor aval de cara a las futuras hornadas de alumnos que seguirán confiando en la formación ofrecida por los Colegios Profesionales de Mediadores de Seguros de Alicante, Castellón y Valencia.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend