N97 | Los mediadores responden ante la DANA

El mes de septiembre cumplió su ecuador con el desastre por bandera. La localidad de Ontinyent (la Vall d’Albaida) y toda la comarca de la Vega Baja fueron salvajemente golpeadas por un fenómeno, la depresión aislada en niveles altos (DANA) que provocó seis víctimas e incalculables daños materiales que, gracias al seguro, se podrán mitigar.

Ante grandes desastres naturales como el de la DANA de este mes de septiembre, el sector asegurador español cuenta con una herramienta prácticamente única en el mundo: el Consorcio de Compensación de Seguros (CSS), que se crea en 1954 para cubrir siniestros que hayan sido ocasionados por fenómenos naturales o para cubrir la indemnización en el caso de que la compañía contraria no se haga responsable. Tal como comentó Alejandro Izuzquiza, director de Operaciones del CSS, en su ponencia durante la presentación del Foro Internacional del Seguro de Forinvest , “no existe nada parecido en el mundo al Consorcio, que es un pacto entre el seguro público y el privado”. En este sentido el Consorcio “es complementario al seguro privado mediante el convenio al que llegamos en 2011”.

Pese a que España no es un país que se vea especialmente afectado por catástrofes naturales, durante los días comprendidos entre el 11 y 15 de septiembre la Comunitat Valenciana se ha enfrentado a una gota fría histórica, denominada por los expertos como DANA. Éste fenómeno natural ha dejado alrededor de 12.000 siniestros, de los que 9.300 corresponden a viviendas, comercios, industrias y obra civil, y 2.700, a automóviles.

Los afectados por DANA pueden solicitar una indemnización al Consorcio una vez que la catástrofe ha sido catalogada como riesgo extraordinario, siempre que su póliza incluya la cobertura de alguno de los siguientes riesgos: incendio, robo, rotura de cristales, daños a maquinaria, equipos electrónicos, ordenadores, o modalidades combinadas de los mismos. Por ejemplo, las pólizas conocidas como multirriesgo del hogar, de comunidades, de oficinas, de comercio, de talleres, de industria, pólizas pyme, etc. En este sentido, la contribución de los mediadores de seguros ha sido clave. Tal como reconoció Izuzquiza en su intervención “no es lo mismo gestionar una inundación en una zona con tradición mediadora que donde no hay. Nos facilita mucho nuestro trabajo y es determinante para una correcta tramitación”.

Del total de las solicitudes presentadas por los afectados en toda España, los mediadores han presentado el 52% de los casos. Los propios asegurados lo han hecho en un 28% y las aseguradoras en el 20% restantes. Eusebio Climent, presidente del Colegio de Alicante, puntualiza que “6 de cada 10 siniestros son aperturados por mediadores, principalmente telemáticamente” que considera que en este tipo de catástrofes el papel más importante de los mediadores es “la atención al cliente”.

Por ejemplo, tras los hechos ocurridos en septiembre, “tengo que destacar la labor de los mediadores de la vega baja, principal zona afectada por la DANA, que han tenido que estar jornadas de 24 horas, por el día atendiendo a los clientes y las noches para tramitar los siniestros”.

Para Eusebio Climent, en estas circunstancias los colegios de mediadores “tienen la obligación de estar al lado de los colegiados, y es lo que hemos intentado desde siempre, siendo correa de transmisión entre los colegiados y el Consorcio”. Por ello, desde el primer día cuenta el presidente del Colegio de Alicante “estuvimos en contacto semanal con el Director de Operaciones, Alejandro Izuzquiza, como diariamente con el delegado de la Comunidad Valenciana, Luis Delibes”.

Dentro de las diferentes conversaciones con ambos “solucionamos varias incidencias como, por ejemplo, el quitar la obligación de iniciar con firma digital, ya que ralentizaba la web y no se podía aperturar los siniestros correctamente”. Por otro lado, “ante los bulos que corrían entre las personas, les solicitamos publicar en nota informativa, la flexibilidad del plazo de apertura del siniestro antes de los 7 días”, aclara Climent.

Dada las circunstancias, el Colegio “envío a toda la provincia, diferentes circulares con esta información, y de esta manera los colegiados estaban al día de las informaciones que nos trasladaba el Consorcio”. Además, Eusebio Climent destaca las diferentes jornadas que suelen realizar de formación y charlas con el Consorcio, “como la realizada hace un par de años, para clarificar los procedimientos a los agentes y corredores”.

El presidente del Colegio de Alicante destaca que desde principios de octubre llevamos 53.000 siniestros, y solamente en la Comunidad Valenciana se han aperturado más de 20.000 siniestros; de los cuales 19.000 fueron de Alicante. En la semana siguiente al DANA se iniciaban más de 1.000 siniestros diariamente por los mediadores de seguros a través de medios telemáticos. Dada la importancia, “se ha ampliado el número de peritos asignados en la zona, y desde finales de septiembre se han iniciado las indemnizaciones a las personas, para que puedan volver a la normalidad”.

Una contribución vital
Por su parte, el presidente del Colegio Profesional de Mediadores de Seguros de Castellón, Antonio Fabregat considera que el trabajo de los mediadores en la tramitación de siniestros es “aportar todos los datos necesarios para que posteriormente se pueda personar el perito del Consorcio de Compensación de Seguros y valorar los daños ocasionados”.

Para Fabregat el papel que juegan los colegios en este caso “es de información, ya que mantienen contacto permanente con el Consorcio de Compensación de Seguros, y en algunos casos solicitamos las aclaraciones que se nos demandan por parte de nuestros colegiados y los medios de información”.

El presidente del Colegio de Castellón valora de forma positiva la actuación del CSS en estos casos pues “una vez comunicado el siniestro, lo atienden puntualmente y con bastante rapidez”.

La presidenta del Colegio Profesional de Mediadores de Seguros de Valencia, Mónica Herrera considera “vital” el papel de los mediadores en este tipo de siniestro porque “somos los interlocutores que el CSS reconoce para que las personas y empresas afectadas por desastres comuniquen los daños que han sufrido”. Además, “los mediadores, ya seamos corredores o agentes, estamos preparados para hacer frente a estas circunstancias”.

Es cierto, que este último episodio no ha golpeado a la provincia de Valencia con tanta fuerza como en Alicante “pero, por desgracia, tenemos mucha experiencia en hacer frente a estos desastres” comenta Herrera. “Todavía podemos encontrar a personas que recuerdan los terribles efectos de las inundaciones del 82 y 87 y el incansable trabajo que todos los compañeros realizaron para atender a los afectados. Ese es el valor social del seguro, sin duda”.

Para la presidenta del Colegio de Valencia, los colegios de mediadores cumplen una doble función: previo al siniestro, “de información y formación para sus colegiados” y en segundo lugar “como red de solidaridad para auxiliar a los compañeros que deben hacer frente a estas circunstancias”.

¿Cómo realizar la solicitud?
Para poder realizar la solicitud de indemnización los afectados deben tener en cuenta diferentes cuestiones, como el hecho de que sólo son indemnizables por el Consorcio aquellos daños que afectan a personas o bienes sobre los que se ha contratado un seguro en cualquier compañía de seguros autorizada, y siempre que la póliza esté vigente en el momento de producirse los daños y el asegurado se encuentre al corriente del pago de la prima.

El Consorcio se hace cargo de la indemnización de los daños sobre la base de la misma póliza contratada con la entidad aseguradora, es decir, el organismo tendrá en cuenta los mismos bienes, el mismo capital asegurado y resto de condiciones (primer riesgo, límites de indemnización, etc.) establecidos en esa póliza de seguro para dichas contingencias.

Cabe señalar que en este caso no existe un plazo para solicitar la indemnización al CCS, por lo que el CCS registrará y tramitará todas las solicitudes de indemnización que reciba. Tampoco existe un límite al importe total a indemnizar por el CCS por estas inundaciones, por lo que la entidad abonará las indemnizaciones que correspondan de acuerdo con los seguros contratados.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend