N99 | Menos fallecidos en accidentes de tráfico:
 idéntica cobertura del seguro

La Dirección General de Tráfico cerraba el año 2019 con la cifra más baja de fallecidos en accidentes de tráfico de la historia, 1098 muertos. Un mínimo histórico que se ha conseguido gracias a las medidas aplicadas en los últimos años por la DGT junto con la colaboración y responsabilidad de cada conductor o viandante. En comparación con el año pasado, 2019 finalizaba con 90 personas menos fallecidas, un 7,6% menos.

Dentro de la Comunitat Valenciana el número de fallecidos registrados en accidentes de tráfico ha sido de 90 personas, 33 menos que en 2018.

Más desplazamientos, menos fallecidos
Una vez finalizado el año toca hacer balance de la seguridad vial en España. Es cierto, que 2019 ha sido un año en el que se ha conseguido un mínimo histórico de fallecidos en accidentes mortales en carreteras, pero todavía queda mucho por hacer. Durante este año también han batido varios máximos históricos en lo que se refiere a movilidad, vehículos y conductores.

En comparación con 2018, el número de desplazamientos de largo recorrido ha aumentado en un 2,5% (10,2 millones más), es decir, durante 2019 se produjeron 427 millones de desplazamientos; el parque de vehículos también ha aumento en un 2,2%, alcanzado la cifra de 34,5 millones de vehículos. Lo mismo ocurre con el censo de conductores que ha crecido un 1,3%, situándose en 27,2 millones de conductores.

A pesar de este crecimiento, en lo que a movilidad se refiere, el número de fallecidos ha sido inferior a los 1188 de 2018.

Si tenemos en cuenta el contexto anterior, durante los 365 días del año la evolución de la accidentalidad ha sido muy variable, como el hecho de que no se haya registrado en 2019 ninguna muerte relacionada con transporte en autocar. Y lo que es más importante: de los 365 días del año, ha habido 37 días con cero fallecidos en las carreteras, algo que hace dos décadas era una rareza que no se daba en años.

Sin embargo, el promedio diario de fallecidos en accidente de tráfico ha sido de tres personas, siendo el día de mayor siniestralidad el domingo 21 de julio con 13 fallecidos.

También han descendido el número de fallecidos en las vías interurbanas: en autopistas y autovías, han descendido en un 2% (298 fallecidos); en carretera convencional, el descenso ha sido mayor 9,5% (800 fallecidos).

Cabe destacar que en la mayoría de los casos la velocidad excesiva o inadecuada sigue siendo el factor que más accidentes mortales provoca.

En cuanto a los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas), durante los últimos doce meses, solo el primer grupo ha reducido el número de fallecidos siendo en total 115 los peatones fallecidos, 22 menos que el año anterior. Por el contrario, el número de ciclistas fallecidos ha alcanzado al cifra de 40, 4 más que en 2018, al igual que de motoristas que ha sumado 47 fallecidos en 2019 (264 motoristas fallecidos).

Un dato muy significativo, a pesar de la multitud de campañas de concienciación sobre usar casco y llevar puesto el cinturón, es que el 20% de los fallecidos en turismos y furgoneta no llevaban puesto el cinturón en el momento del accidente. En el caso de los fallecidos en motocicleta, 11 no llevan el caso puesto, y en lo que se refiere a los ciclistas de 40 fallecidos, 16 tampoco llevaban casco.

El papel del seguro
Pese a que las cifras de 2019 han sido muy positivas no podemos dejar de lado las trágicas consecuencias que para las víctimas y sus familiares siguen teniendo estas cifras, por cuyo bienestar vela el sector asegurador.

Según el informe “Estamos Seguros” de Unespa, en España se puede estimar que entre golpes de chapa (la mayoría) y accidentes graves (la minoría) pueden producirse en torno a dos millones de accidentes al año. Sin embargo, el número de percances atendidos por el seguro del automóvil es muy superior: más de 11,2 millones de siniestros atendidos durante el último año del que se tienen datos, sobre un total de algo más de 31 millones de asegurados.

Centrémonos en los accidentes graves. La información disponible sobre los fallecidos en accidente de tráfico indemnizados en 2017 indica que su edad tiende a estar sesgada hacia los últimos años de la vida. El componente de personas de 75 años o más de edad fallecidas es el mayor de todos los considerados.

El perfil por edades de los perjudicados, sin embargo, es diferente y lógica consecuencia del anterior. Los niños de hasta 14 años están más representados entre los perjudicados que entre las víctimas, y las cohortes de mediana edad son las que tienden a tener más peso entre los perjudicados.

Continuando con los perjudicados, la información sugiere con claridad que una persona fallecida en un accidente de tráfico en España deja, por lo común, cuatro personas detrás que son consideradas perjudicadas directas por dicho fallecimiento. El elemento más importante en torno a los perjudicados es su relación con el fallecido. El estudio de los datos ha permitido identificar algo más de 200 perfiles familiares diferentes entre los fallecidos en el año 2017. El perfil más frecuente (1 hermano y 2 progenitores) apenas se presenta en un 8% de los casos, lo que deja constancia de la heterogeneidad de situaciones que debe atender el seguro tras un accidente de tráfico.

Se estima que la factura global de las asistencias sanitarias en accidentes de tráfico, tanto hospitalarias como extrahospitalarias, se situó en el año 2018 en el entorno de los 535 millones de euros.

Precio medio
El precio medio del seguro de coche alcanzó en 2019 el precio más alto de los últimos cinco años, con una prima de 658,89 euros, un incremento del 3,78% (24,02 euros más) con respecto al año anterior y del 11,8% en relación a 2015 (69,83 euros más).

Por tipo de seguro, el precio medio de los seguros a todo riesgo fue de 1.720 euros, un 8,5% más (135 euros). El de seguros a terceros ampliado fue de 440,9 euros, un 12,35% más (48,47 euros), mientras que el precio de seguros a terceros fue de 376 euros, un 4,46% más (37 euros). Variaciones siempre registradas entre 2015 y 2019. Con el final de 2019 concluye un año en el que las subidas en el precio de la prima media han sido algo habitual.

Noticia anteriorPróxima noticia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend