Obligatoriedad del seguro comunitario y su concurrencia con el seguro de hogar

Javier F. GallegoPor Javier Gallego. Letrado Beneyto Abogados

Una duda muy extendida entre los propietarios de un edificio en régimen de Propiedad Horizontal es si el seguro comunitario es un seguro obligatorio, o por el contrario, se puede prescindir de él. A esta controversia vamos a tratar de dar respuesta a continuación.

Según la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), normativa de ámbito estatal, la contratación de un seguro comunitario por parte de la Comunidad de Propietarios no supone una obligación; únicamente se podría hablar de una obligación para contratar un seguro Comunitario si en el propio Título Constitutivo de la Comunidad de Propietarios así se refleja expresamente (art 5 de la LPH). Así pues, en cuanto a la posibilidad de su contratación, la ley otorga a las Comunidades de Propietarios la facultad para que decidan, con cargo en el fondo de reserva, la suscripción o no de este seguro.

Por todo ello, salvo que, previamente ya estuviera reflejada la contratación de un seguro comunitario en el título constitutivo del edificio, la contratación de este seguro quedaría al amparo de lo acordado por los propios copropietarios del edificio, estando todos ellos obligados al pago de dicha póliza en función de la cuota de participación que les corresponda según lo establecido en dicho título.

Pese a lo expuesto, la realidad es que en algunas comunidades autónomas, como es el caso de la Comunidad Valenciana, se recoge legalmente la obligación de que las Comunidades de Propietarios contraten un seguro contra el riesgo de incendios y de responsabilidad civil; de esta forma queda dispuesto en la Ley 8/2004, de 20 de octubre, de la Generalitat, de la Vivienda de la Comunidad Valenciana, en su artículo 30. Sin embargo, cabe destacar, que esta obligación quedará supeditada a la aplicación y exigibilidad del Libro del Edificio tanto para obras de rehabilitación como en nueva construcción (Disposición Transitoria Primera); figura jurídica que crea la Ley de Ordenación de la Edificación, la cual, entró en vigor el 6 de mayo de 2.000.

Es necesario señalar, y a pesar de que no es obligatorio el seguro comunitario para todas las comunidades de propietarios, salvo para las que cumplan los requisitos mencionados anteriormente, lo recomendable que es, que todos los edificios en régimen de propiedad horizontal tengan contratados por lo menos un seguro de responsabilidad civil, ya que, por ejemplo, si se produjera un daño a un tercero, como consecuencia de la caída de un trozo de fachada a la calle con la mala fortuna que le diera a un viandante, sería la propia comunidad, con cargo a todos los copropietarios, la que respondería por todo ello. Siendo indiscutible destacar, que las indemnizaciones por daños personales podrían ser cuantiosas y, seguramente, muy difíciles de hacer frente por todos los copropietarios del edificio.

Otra cuestión a tener en cuenta cuando hablamos de los seguros comunitarios, es el supuesto de su concurrencia con el seguro de hogar en un siniestro producido en un edificio de Propiedad Horizontal, y en donde ambos seguros cubren el mismo riesgo.

Evidentemente, lo primero que habría que tener en cuenta, ante estos supuestos, es ver lo pactado en cada uno de los contratos, es decir, habría que conocer las garantías pactadas en el mismo (robo, incendio…), las exclusiones, así como los límites económicos estipulados, y una vez, visto todo ello, ya cabría entonces preguntarse, qué entidad aseguradora de las dos que cubren el mismo riesgo, es la responsable del pago de la indemnización por el siniestro ocurrido.

Así pues, la cuestión más controvertida en estos supuestos de concurrencia de seguros, es la de determinar qué entidad aseguradora es la que debe de hacerse cargo de la indemnización por el siniestro producido. La solución a esta cuestión la podemos encontrar en el art. 32 de la Ley 50/1989 de Contrato de Seguro (LCS), pues es en dicho precepto, donde se señala que los tomadores podrán requerir a cualquiera de las entidades aseguradoras que cubran el riesgo, y teniendo en cuenta el límite asegurado, el pago íntegro de la indemnización que corresponda, e independientemente, de que la entidad que hubiera abonado la indemnización pueda repetir contra el resto de aseguradoras la parte proporcional que les concierne.

Ello significa, que el pago de los daños producidos como consecuencia del siniestro acarreado, será exigible de forma íntegra a cualquiera de las entidades aseguradoras, siempre teniendo en cuenta, los límites pactados, y que cada una de ellas podrá repetir frente a la otra entidad el pago proporcional que le corresponda.

Cabría concluir, resumiendo los puntos importantes que deben de tener en cuenta los propietarios en régimen de Propiedad Horizontal. Así pues, en primer lugar, deben de conocer que existe una obligatoriedad de contratar un seguro de incendio y de responsabilidad civil siempre que su edificio se encuentra en la Comunidad Valenciana y cumpla los requisitos reseñados anteriormente en el presente artículo; y en segundo lugar, que en los siniestros donde concurran dos seguros, el comunitario y el de hogar, la solución al pago de la indemnización vendrá dada por los dispuesto en el art. 32 de la Ley de Contrato de Seguro.

Noticia anteriorPróxima noticia

2 Comments

  1. Es obligatorio asegurar todo el edificio si así lo deciden los propietarios, o por el contrario, si hay un propietario que solo tiene el bajo y no quiere asegurarlo porque a este local no le afectan muchas zonas comunes aseguradas ( ascensor, escaleras ,patios, etc) se puede asegurar el resto del edificio excluyendo la planta del bajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend