Vida, Ahorro y Pensiones: la viabilidad del sistema pasa por el sector asegurador

15380064_lEl sistema de pensiones es uno de los logros sociales más importantes del siglo XX en España y, en general, en Europa Occidental, pero el aumento de la esperanza de vida, la mejora de las prestaciones y la crisis económica lo han puesto en un callejón sin salida en el que peligra su propia sostenibilidad. Desde diferentes ámbitos, tanto públicos como privados, se han planteado cambios urgentes para garantizar su viabilidad. Cambios en los que el sector asegurador tiene mucho que decir.

A muy corto plazo, si se quiere mantener el nivel de vida, muchos pensionistas se verán obligados a completar su pensión pública con el ahorro privado. Una inversión en el futuro que comienza en el presente, muy habitual en numerosos países europeos.

¿Qué papel debe jugar el Seguro en el futuro del sistema de pensiones? ¿Qué nuevos productos y coberturas se están ofreciendo en este sentido? Para responder a estas preguntas MEDIADORES DE SEGUROS se ha puesto en contacto con diferentes aseguradoras que han contribuido a pulsar un estado de la cuestión que augura un futuro prometedor para el sector.

D. Daniel Izquierdo, Gerente Territorial de Seguros Personales de la Dirección Territorial de Levante y Baleares de Reale, recalca que “todo apunta a que el sistema de pensiones, como lo conocemos, va a sufrir variaciones en los próximos años. El futuro del modelo de pensiones tendrá que basarse en el equilibrio entre público y privado”.

Coincide en esta apreciación Dña. Isabel Martín de Vidales, Product Manager de Vida en Liberty, para quien “el Seguro es un apoyo a las pensiones públicas y su papel es mejorar las condiciones del asegurador cuando llegue el momento de la jubilación”. Por tanto, como subraya D. Daniel Izquierdo, Gerente Territorial de Seguros Personales de la Dirección Territorial de Levante y Baleares de Reale Seguros, es obvio, que “el futuro modelo de pensiones tendrá que basarse en el equilibrio entre lo público y lo privado, y los productos de previsión social privada deberán cubrir la diferencia con las pensiones públicas”. La solución para el actual sistema de pensiones sería, pues, un sistema mixto de reparto y capitalización, con cuentas nocionales, como ocurre en algunos países europeos como Suecia.

Este diagnóstico y la búsqueda de una prescripción sostenible ha llevado a la ciudadanía a tomar cada vez más conciencia de la necesidad de una cultura del ahorro, aunque lamentable la actual crisis económica no sea el escenario más propicio para impulsar tales actitudes. No obstante, como observa Martín de Vidales “el seguro de ahorro y los productos de previsión están cumpliendo una importante labor social en estos momentos de crisis, porque gracias a su liquidez, aún limitada a ciertos supuestos, permite que algunas familias resistan a situaciones difíciles “.

En parecidos términos se expresa Dña. Clara Armengol, Directora del Negocio de Pensiones del Grupo Zurich en España, que entiende que “sin duda alguna, el ahorro privado debe tener y tendrá mucha importancia en el sistema de pensiones, como complemento a la pensión pública de jubilación”. Según su criterio, “se trata de fomentar este ahorro privado finalista con el fin de tener una pensión de jubilación (pública y privada) que permita afrontar esta etapa acorde a las necesidades de cada individuo”.

Cultura aseguradora
Pero como señalan unánimemente todas las compañías consultadas, el camino por recorrer todavía será largo. En nuestro país falta cultura financiera y, concretamente, “cultura de ahorro e inversión”, como asegura Martín de Vidales, quien cree que “nos hemos acostumbrado a ser consumidores muy activos de bienes de consumo que nos aportan satisfacción a corto plazo, pero no está extendido el hábito de invertir los ahorros para obtener una rentabilidad en el futuro. Este es sin duda el mayor fallo de nuestra cultura financiera”.

Lo cierto es que son pocos los que piensan en su jubilación, los que toman conciencia de la realidad, se cuestionan la Reforma de las Pensiones y prevén su futuro. En definitiva, los que actúan e intentan buscar soluciones a las adversidades futuras. Por ello, para Dña. Clara Armengol, “en primer lugar, los consumidores deberían pensar en su jubilación, en cómo les afecta la Reforma de las Pensiones y cuál puede ser su pensión futura”. En su opinión, “se trata de explicar la situación actual y futura, y ofrecer soluciones personalizadas en forma de producto”.

Sin embargo, si se echa la vista atrás se ha avanzado en este sentido, tal como apunta D. Juan José Hernández: “creemos que poco a poco la población se está concienciando de esta realidad. Es importante que sin ser alarmistas se impulse una cultura del ahorro y se haga ver a la población la necesidad de abordar una reforma del sistema de pensiones en España. Ello no evitará que en el futuro haya que completar la pensión pública con el ahorro privado, en línea con lo que ocurre ya en los países de nuestro entorno”.

El papel de las entidades –y, por supuesto, del canal de la Mediación, es clave para introducir en la sociedad la cultura del ahorro, como señala Dña. Isabel Martín de Vidales: “es importante que hagamos entender al cliente que los productos de ahorro suponen una garantía frente a posibles adversidades futuras”.

Ahorro, al alza. Vida, estancado
En esta previsión, el sector de Seguro trata de buscar soluciones y jugará un papel preponderante en ese sistema mixto que se vislumbra en un horizonte próximo. La situación es propicia y las compañías han reaccionado con rapidez en un mercado que la demanda empieza a crecer, y que lo hará con mayor pujanza cuando la coyuntura económica sea favorable. Los primeros síntomas empiezan a notarse. En los últimos seis meses se ha producido un aumento del 0’7% de las primas de vida. Bien es cierto que es un crecimiento tímido, prácticamente estancado, pero hace augurar unos buenos resultados a corto plazo, tal y como ya se manifiesta en algunas compañías. Así, por ejemplo, para ASISA, matiza su Director Comercial y de Marketing, D. Jaime Ortiz, “este crecimiento ha sido superior a la media del sector, en buena medida gracias al refuerzo de nuestra oferta para crecer en un ramo que no constituye nuestra principal actividad, adaptando los productos de vida a las demandas y perfiles de nuestros clientes de salud”. En la misma dirección se mueve Reale Seguros, que ha incrementado en más de 20% la contratación de pólizas de ahorro, jubilación y previsión. “Otro de los incrementos significativos ha sido el volumen de primas en ahorro a medio y largo plazo, lo que pone sobre el tapete la continua sensibilización social en materia de ahorro previsional privado”, concluye su Gerente Territorial de Seguros Personales de la Dirección Territorial de Levante y Baleares, Daniel Izquierdo.

Clientes bien informados
El mercado asegurador juega en los últimos años con una variable que se está introduciendo con fuerza: el mayor grado de información que maneja el consumidor, que ahora compara más y tiene a su disposición una ingente información para valorar y decidir en consecuencia.

La flexibilidad de los productos será la clave en los próximos años. Así lo cree D. Daniel Izquierdo ya que, en su opinión, “el mercado actual está continuamente recibiendo mensajes sobre la importancia de planificar el ahorro para el futuro, complementándolo a través de sistemas de previsión privados, dada la situación del sistema de Previsión Social Público. Por tanto, la demanda de los consumidores evoluciona hacia productos que cuenten con la suficiente flexibilidad para adaptarse a sus necesidades presentes y futuras”.

D. Jaime Ortiz remarca también la exigencia, por parte de los consumidores, de acceder a “más productos y servicios lo más personalizados que sea posible y adaptados a cada caso particular, como los seguros de vida-riesgo, las pólizas adaptadas en capitales y los productos ligados a otro tipo de pólizas”.

Productos adaptados
Una oferta con una amplia gama de productos muy personalizados y con grandes ventajas fiscales, adaptadas a las necesidades particulares de un cliente cada vez más exigente e informado, constituye el denominador común de estos productos de ahorro y previsión que crecerán a corto plazo. Caser, por ejemplo, según señala su Director Territorial de Levante, Juan José Hernández, ofrece a través de sus Agentes y Corredores una completa gama de productos de ahorro para poder complementar el sistema de pensiones, desde Caser Ahorro Personal, con el que el asegurado puede configurar la forma de ahorro que mejor se adapte a sus necesidades y con total flexibilidad; Caser Previsión, un Plan de Previsión Asegurado; y Caser Ahorro Plus, encuadrado dentro de la modalidad de PIAS”.

También de forma personalizada trabaja Reale con su oferta que abarca desde el Reale Plan de Previsión Asegurado PPA, que conjuga las ventajas fiscales con una excelente línea de rentabilidades, pasando por Reale PIAS Asegurado, orientado a aquellas personas que quieren complementar su prestación de jubilación mediante una renta vitalicia, hasta Reale Prima Única que ofrece la máxima rentabilidad en el caso de que se desee consolidar un capital generado.

ASISA ha adaptado su cartera de productos para ofrecer seguros más flexibles y personalizados. Una de las novedades es ASISA Vida Express, un seguro con modelo de contratación muy rápida y, según el director Comercial y de Marketing de la compañía, con una de las primas más competitivas del mercado. Además, complementa la oferta de seguros de vida con otras ofertas, especialmente a colectivos empresariales con ASISA Vida Express Pymes, contratable a partir de dos asegurados y con una prima muy ajustada.

Liberty, ha puesto en el mercado Liberty PIAS Flexible, “en el que el cliente puede variar la aportación para este plan en cualquier momento y elegir el perfil de inversión de sus ahorros en función de su situación, a la vez que puede disponer libremente del fondo acumulado de manera anticipada”, aclara Martín de Vidales. Otra apuesta es Liberty PPA Flexible, con un tipo de interés garantizado y las misma ventajas fiscales que con un plan de pensiones.

Zurich, por su parte, ha lanzado en 2013 dos planes de pensiones: Plan de Pensiones Individual Zurich Moderado y Plan de Pensiones Zurich Dinámico. El primero invierte en torno al 85% en Renta fija con una mínima parte de renta variables, mientras que el segundo invierte en torno al 65% en variables. Ambos planes complementa la gama intermedia de inversión de los productos de ahorro para la jubilación de la compañía, puntualiza Armengol.

En conclusión, al sector asegurador se le pronostica un buen futuro en el ramo vida motivado por la difícil sostenibilidad del sistema de pensiones que desembocará, según los especialistas, en un sistema mixto de reparto y capitulación, entre la pensión pública y el ahorro privado que permita garantizar un buen nivel de vida. Una opción de futuro que ya empieza a dar sus primeros frutos con el aumento de las primas de vida en un año tan complicado como el presente.

Noticia anteriorPróxima noticia

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend